Microrelatos

Relatos cortos de Armando Herrera

 

Centavos de sangre

Cada centavo era una gota de sangre que salía de su cuerpo, gotas que se perdían en sus carteras, remeras y zapatillas, en sus brillantes estrellas que colgaban de su cuerpo. Su glamour sobrevuela las calles, las tiendas, los kioscos donde compra. Es una pesadilla pensar dos pesos por un alfajor.

Persecución

Estaba buscando a su novio. Se desesperaba por que la muerte los acechaba y sabía que les recortaba el tiempo, eran el uno para el otro, ellos se correspondían desde muy lejos, sus padres lo veían mejor, el apreciaba a su familia, ella también, nunca se encontraban y ella gritaba -¿Adónde estás que no te veo? – lo seguía, lo rastreaba y ¿él?

Un puchito

Lo enciendo para comenzar el día, lo apago para culminarlo. La sensación es extraña, lo prendo para vivir un rato, lo ahogo para acabar el placer. El placer es un gusto favorable, una experiencia que no quiero finalizar, es una inspiración que busco disfrutarla ¿por qué lo apago?

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: