Nombres de Facebook: un caso de resistencia

Trabajo escrito por Mariano Legname.

Hace varios años llamó mi atención el modo de nombrarse que elegían los adolescentes nacidos a partir de 1993 en Facebook. Notaba que la mayoría de los “amigos” de mis primos menores no tenían en su Facebook su nombre real, sino mutaciones que nunca condecían con sus documentos. Creí que de forma innata e inconsciente, esta generación había encontrado su resistencia a poder ser encontrados fácilmente. Sinceramente no lo pensé en los términos de poder y resistencia que nos brinda Michel Foucault, pero encuentro en este trabajo una posibilidad para desarrollar mi caso con una teoría y un teórico que me resultan amenos.

Por cuestiones metodológicas me fue imposible acercarme a los amigos de mis primitos y preguntarles porque solían cambiar su nombre de pila. Más que cambiar, diría que lo mutaban, lo deformaban con un sentido estético bastante definido. De todas formas, pude tomarme el trabajo de preguntar a mis amigos de Facebook que cumplían esta condición, el porqué de tal accionar.

La pregunta fue simple y dirigida a unos 20 contactos (los que no tenían en su perfil el nombre real) sobre unos 400. Sin duda hubiera contado con un grupo mayor siendo mi primo menor Emmanuel. Pero de mis contactos (la mayoría me iguala en edad) solo una veintena había elegido no poner su nombre real en Facebook. Por otra parte, esta práctica me parecía acorde al planteo de Foucault sobre cómo abordar el estudio. Aunque escuché hablar de micropolítica en varias clases, la búsqueda del término en el texto no ha arrojado resultados.

La cuestión del sujeto

Sin duda Facebook constituye un caso de estudio sobre los diferentes modos por los cuales los seres humanos son constituidos en sujetos. La replica de los individuos en un perfil de Facebook se condice con la práctica divisoria en los dos niveles que plantea Foucault. El sujeto está dividido en su interior como individuo, podemos encontrar en los perfiles información categorizada y mismo las diferentes fotos de perfil podrían ser divisiones de un mismo sujeto a lo largo del tiempo. También el sujeto está dividido como individuo de los otros, en tanto los perfiles son personales y Facebook solo así lo admite. Foucault escribe que este proceso lo objetiva. Es difícil ante la evidencia de un caso como Facebook esbozar explicaciones y no dar todo por supuesto cuando trato esta temática. De todas formas hay que decir que este proceso de conversión o réplica de un sujeto en un perfil de Facebook lo objetiva, en la medida en que cumple las dos divisiones indicadas.

Formas de resistencia de estas experiencias

Mi caso es presentado como una forma patológica, en la medida en que el accionar de estos sujetos que no indican en su perfil de Facebook su nombre real, no accionan conforme a la regla general. La acción que pide completar nombre y apellido no son respondidas con otra acción que escribe exactamente su nombre y apellido. Esta anomalía permitiría establecer el carácter patológico de la conducta. Puede que la generación del 93 invierta estos términos, ya que en su mayoría elijen no indicar su nombre real. Pero la antagonía que preciso señalar, en el caso de la base de datos con la que cuento, es que un 95% publica su nombre real en Facebook y un 5% prefiere no hacerlo como forma de resistencia. Esta oposición permitiría entender las relaciones de poder dadas y definir una lucha en la que el status del individuo es cuestionado. Por un lado, la red afirma el derecho a ser diferente y subraya todo lo que hace a los individuos verdaderamente individuos. Cada perfil es único y debe ser real. El sujeto caracteriza a su perfil libremente subrayando sus individualidades y la arquitectura de Facebook expulsa a todos los perfiles que no sean una persona real.  Por otra parte, fuerza al individuo a volver a sí mismo y lo ata a su propia identidad de forma constrictiva. En la medida en que existe una acción que cuestiona información (nombre y apellido) del sujeto para general el perfil, lo ata a una respuesta prevista (completar con el dato correspondiente al DNI) y así a su propia identidad. De todas formas, existen en Facebook posibilidades de resistencia que operan como escapes a esta constricción. El usuario puede modificar su nombre de perfil, aunque no es tan sencillo como modificar su lugar de trabajo o su lista de amigos y requiere de una verificación del sistema para que el cambio se suceda.

Hay dos significados de la palabra sujeto; sujeto a otro por control y dependencia y sujeto como constreñido a su propia identidad, a la conciencia y a su propio autoconocimiento. Aunque la cita siga el tema del párrafo anterior, es preciso permitirle encabezar uno nuevo por su relevancia para nuestro caso. El usuario (sujeto) de Facebook se encuentra inmerso en una red de iguales en términos del potencial de su entidad, pero no en términos de su lugar en la red ya que puede contar con mayores o mejores conexiones con el resto de las entidades de la red. Con respecto a los otros, el sujeto que decide dar una respuesta anómala se encuentra señalado fácilmente en su extrañeza. A la vez, su acción de  elección de una identidad en Facebook distinta de la que indica su DNI, lo ata a su propia identidad y a la conciencia, autoconocimiento y construcción de su perfil.

¿Facebook es el Estado?

Para empezar me voy a poner muy cromático para indicar que Facebook es el Estado. Facebook es el estado cuando elije que su color sea el azul, color institucional por excelencia. Podemos pensar en Facebook como una forma de poder al mismo tiempo individualizante y totalizante. Individualizante en la medida en que genera un espacio para cada usuario, desde el cual transitar su experiencia. Cada sujeto ingresa a su cuenta y ve en su muro sus noticias, ordenadas por algoritmos que seleccionan información de la totalidad de contactos. Incluso si dos usuarios tuvieran los mismos contactos, la medida en que se hayan relacionado con cada uno de ellos modificaría el resultado y el algoritmo arrojaría un orden particular para cada uno de estos perfiles. Totalizante en la medida en que todos estos sujetos que viven su experiencia personal y única con la plataforma, pertenecen a la misma red.

La relación de poder dada por nuestro caso (los nombres en Facebook) es articulada en base a un otro sobre el cual se ejerce el poder (el usuario/sujeto) y un campo de reacciones que se abren ante la consulta excluyente para crear un perfil sobre el nombre y el apellido. Sobre la acción de reclamar un nombre y un apellido, se disparan otras acciones que por lo general son las esperadas pero que en un porcentaje mínimo (el que nos interesa) no da la respuesta esperada y actúa como resistencia. La red intenta guiar la posibilidad de conducta pidiendo nombres y apellidos reales (Facebook elimina los perfiles que no representan personas reales). El conjunto de acciones que establece campos para que el usuario complete estructura el campo de las respuestas que podrían darse. Es interesante pensar esta cita del texto de Foucault: Las relaciones de poder están enraizadas en el sistema de las redes sociales. Sin embargo, esto no es decir que existe un principio de poder primario y fundamental que domina a la sociedad hasta en su último detalle. En este caso, podríamos cometer el error de pensar en Facebook como el sistema de redes sociales. Lo que no deberíamos omitir es que Facebook mismo está operado por sujetos inmersos en redes sociales y que los formularios que consultan nombre y apellido podrían cambiar e inducir una respuesta de forma disímil. En la medida en que existen casos de supervivencia de perfiles que no indican su nombre real, hay una relación de poder ya que hay medios posibles de fuga.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: